¡Desde Centros SPEM te lo contamos!

La cantidad de fallecidos por haber sufrido un accidente de tráfico ha aumentado a principios de este año, por lo que, se ha visto afectada la tendencia que se había mantenido a la baja durante los pasados 5 años.

Tanto la Dirección General de Tráfico, como Asociaciones etc… han puesto de manifiesto su preocupación por la situación, incluso se ha presupuestado un proyecto para tratar de reducir el aumento que ha habido en accidentes de tráfico.

Muchas han sido las personas que han perdido el derecho a reclamar la indemnización que les corresponde, y esto, se debe a la desinformación general que hay en la sociedad respecto a cómo actuar después de haber sufrido un accidente de tráfico. Pero desde centros SPEM, queremos compartir contigo estos 10 pasos a seguir si has sufrido un accidente de tráfico.

1) Ir a urgencias: Da igual si no has sufrido lesión alguna o si ha sido una pequeña, sea como sea, debes acudir a urgencias, para que así, un profesional te haga una revisión y deje constancia de tu estado. Los dolores comenzarán a aparecer durante las primeras 72 horas tras el accidente, por eso éstas son vitales. Y es por esto, que es muy importante acudir a urgencias en este periodo de tiempo, para poder reclamar una indemnización. 

2) Parte Amistoso:  Si tras haber sufrido el accidente, se diera el caso de que el culpable admite que ha sido producido por su responsabilidad, deberán firmar un parte amistoso. Para que el parte sea válido ha de contener la firma y datos de ambos conductores. También debe especificarse la dinámica del accidente.

3) Atestado: Si se diera el caso de que alguno de los conductores no está de acuerdo en firmar un parte amistoso, habría que avisar a las autoridades pertinentes, así estos se encargaran de realizar el atestado. El atestado es un documento en el que se recogen los datos, la dinámica del accidente y quién ha sido culpable según lo que las autoridades interpreten, tras haber recogido tanto la versión de los conductores, como la de los testigos de dicho accidente. 

4) Avisar al Seguro: También es importante tras sufrir un accidente avisar a tu seguro antes de que transcurra una semana, ya que normalmente, las compañías tienen un plazo máximo para que des parte de lo ocurrido. Podrás dar parte tanto comunicándote a través de cualquier servicio de atención al cliente, como personándose en alguna de sus oficinas. Habrá que aportar toda la documentación referente al accidente, ya sea documentación médica, parte, atestado, fotografías etc..

5) Contratar a un abogado externo: Es conveniente que a la hora de reclamar una indemnización por accidente de tráfico, se contacte con un abogado externo al del seguro, que además esté especializado en accidentes de tráfico. Será el abogado entonces el que se ponga en contacto con la compañía de seguros y te asesore sobre los procedimientos legales de tu caso.

6) Demanda: Por lo general, las compañías suelen ofrecer una indemnización muy por debajo de lo que realmente le corresponde al afectado. Si se diera este caso y cuentas con el asesoramiento de un abogado externo, lo más probable es que este te recomiende interponer una demanda, si es conveniente para tu caso.

7) Baremo de Tráfico: Todos conocemos a alguien que ha sido indemnizado por sus lesiones en un accidente de tráfico, por lo que, cuando sufrimos un accidente, solemos hacer una comparación entre lo que esa persona ha recibido y lo que nos ofrecen a nosotros. Pero desde 2016, el Baremo de Tráfico ha sufrido cambios y han sido reducidas las cuantías por las lesiones más comunes como puede ser la cervicalgia.

8) Daños personales indemnizables: Es importante también tener conocimiento sobre los conceptos relacionados con los días de curación y estabilización de las lesiones. Estos se dividen entre los días de perjuicio personal básico, moderado, grave y muy grave. Además de las secuelas que hayan quedado tras las lesiones producidas por el accidente.

9) Indemnización del acompañante: Independientemente de si el vehículo en el que ibas como acompañante ha sido el culpable del accidente o no, siempre tendrás derecho a una indemnización por las lesiones sufridas a causa del accidente, ya sea en moto, guagua, coche o cualquier otro vehículo. Para realizar la reclamación como acompañante, será necesario que te pongas en contacto con la aseguradora del vehículo en el que ibas, además de aportar la documentación necesaria que acredite tus lesiones.

10) Indemnización si no es exclusivo responsable del accidente: Si la imprudencia que ha ocasionado el accidente ha sido cometida exclusivamente por el conductor, este no tendrá derecho a reclamar indemnización por daños materiales, pero si podrá solicitar rehabilitación mientras haya dos vehículos implicados. Si de lo contrario el accidente ha sido causado por concurrencia de culpas, si se podrá reclamar. En ese caso, el atestado debe reflejar que el siniestro producido ha sido culpa de los conductores de ambos vehículos.

En Centros SPEM trabajamos para ofrecerte el mejor servicio y una terapia a tu medida.